HIPÓDROMO DE MONTERRICO - PERU / Dirección: Av. El Derby s/n puerta Nº3, Santiago de Surco. / Teléfono: (51-1) 610-3000 / Fax:
Festival Hípico: La previa del Jockey Club G1)
Barbón ante la posibilidad de graduarse de crack
Barbón, la estrella del Festival Hípico
Julio Villanueva, Of Com. e Imagen Institucional

Barbón buscará esta tarde lograr la mejor victoria de su campaña en los 2.400 metros del tradicional Clásico Jockey Club del Perú (G1)

Néstor Obregón Rossi
Oficina de Comunicaciones e Imagen Institucional
Junio 24, 2018
Perú

Esta nueva edición del Clásico Jockey Club del Perú (G1 – 2.400 m) presenta en su lista al actual campeón fondista de nuestro medio: Barbón (Badge Of Silver). Ese corredor pupilo de Jorge Salas que arañó la gloria internacional en marzo pasado, cuando cayó en los tramos finales en el Gran Premio Latinoamericano (G1) en Uruguay y que luego tuvo retorno triunfal en las pistas de Monterrico ganando el Clásico La Copa (G2), en una demostración de su capacidad corredora y ese crecimiento que ha tenido en el último año.

Porque si miramos el calendario, para esta fecha en el 2017, Barbón empezaba recién una segunda etapa en su campaña, recuperándose del duro trajín que le significó ser estrella en la Triple Corona Nacional y en la que no había podido consolidarse, tras el sonoro triunfo logrado en la Polla de Potrillos (G1).

Pero en su tienda le dieron el reposo necesario, empezaron desde cero, yendo de menos a más, y el Festival Hípico 2017 lo encontró en carreras de medio fondo por lo que alcanzó a correr el Clásico OSAF (G2 – 1.600 m), donde finalmente llegó tercero. Tras ello, empezó a trepar de distancia y llegó a las pruebas de dos curvas, donde en los últimos 7 meses se consolidó como el mejor.

Este domingo llega con un cartel indiscutible, pero deberá ratificar que lo realizado hasta ahora realmente le pueden dar el título de crack y convertirse en el engreído de la masa burrera. Para ello tendrá que superar un gran escollo: Demostrar que puede respirar los siempre complicados 2.400 metros que nos regalará esta competencia.

Aunque su reciente victoria por casi 10 cuerpos de ventaja en 2.200 metros, a finales de abril, parecen ser más que suficientes para demostrar que no habrá problemas en llegar a la exigente distancia –y de ahí su gran favoritismo por parte de la cátedra periodística– Barbón deberá plasmar en la cancha que los 200 metros más entre aquella carrera y la de este domingo sinceramente no serán un obstáculo en su camino hacia el estrellato.

Tampoco puede mirar por encima del hombro a los rivales de turno que medirán sus verdaderos progresos. El que encabeza esa lista es Kodiak Boy (Museeb), el veterano todoterreno que entrena Juan Suárez, que viene de ganar casi como jugando el Clásico Asociación de Criadores y que ostenta el nada despreciable record de imponerse los últimos dos años en el Clásico Jockey Club del Perú (G1). Tras su retorno de Montevideo –donde también corrió el Latinoamericano– ha ido recuperándose más rápido de lo habitual y llega, a decir de sus allegados, en uno de sus mejores momentos.

Con ellos, la figura de Romeo (Minister´s Joy) se hace realmente interesante en el análisis. El atropellador pupilo de Augusto Olivares ha caído ante Barbón y Kodiak Boy, consecutivamente en sus dos últimas actuaciones, pero con la justificación de no contar con un desarrollo ideal que alimente su rush final. Este domingo las cosas podrían ser distintas, en la medida que el tren de carrera sería más intenso desde la partida.

En esa misma línea destaca la chance del chileno Storm Rodrigo (Dangerous Midge), potrillo que ha ido evolucionando progresivamente y llega a esta carrera con tres triunfos consecutivos, incluyendo una reciente victoria clásica que llenó los ojos. Irá en trío con el estadounidense Americo´s Song (Congrats) y el argentino Siempre Alerta (Easing Along), formando un batallón de fuerza que intentará plantear un desarrollo de pareja ideal que termine en éxito. Ambos juveniles llegan con mérito suficiente para no ser vistos como complementos, sino como potenciales estrellas dentro de esta carrera.

Al igual que Paso Real (Man Of Iron), contemporáneo de Barbón y que en la única carrera en la que lo enfrentó –el Gran Derby Nacional del 2016– lo pudo adelantar, curiosamente en carrera sobre 2.400 metros.

Así pinta el panorama en la previa de la carrera más importante del Festival Hípico 2018. Un gran favorito que tiene todo para billar y seis calificados adversarios que buscarán el menor tropiezo para imponer su jerarquía.

 

TRADICIONAL CLÁSICO

La carrera se disputa en homenaje al Jockey Club del Perú, la institución rectora de la hípica nacional que está cumpliendo 72 años de fundación. Fue, desde sus inicios, una carrera importante en el calendario del turf peruano, reuniendo a los mejores caballos de la cancha.

Se disputó por primera vez en 1946 siendo su vencedor el caballo “Harvest Moon” y en 19 ocasiones tuvo carácter internacional.

Durante todos estos años se han impuesto campeones del nivel de “Aretino”, “Copetín”, “Guignol”, “Sherbet”, “Propina”, “Parsing”, “Arrabal”, “Trini López”, “Tenaz”, “Flaminio”, “Chiquirín”, “Golden Form”, “Serghis Khan”, “Tex Fina”, “Misilero”, “Mari July”, “Pup”, “Tía Gigi”, “Fregy’s”, “Kevin”, “El Provinciano”, “El Escorial”, “Interoceánico” y “Elbchaussee”.

En los dos últimos años (2016 y 2017) la victoria le ha correspondido a Kodiak Boy, un hijo de Museeb que en su más reciente triunfo en esta competencia fue montado por Edwin Talaverano y presentado por Juan Suárez para los colores del Stud Couet.

 

LOS ANOTADOS

Clásico Jockey Club del Perú (G1)

1. Americo´s Song (USA) (2015, Congrats)

2. Barbón (2013, Badge Of Silver)

3. Paso Real (2013, Man Of Iron)

4. Siempre Alerta (ARG) (2014, Easing Along)

5. Kodiak Boy (2011, Musseb)

6. Romeo (2012, Minister’s Joy)

7. Storm Rodrigo (CHI) (2014, Dangerous Midge)


2004 - 2018 Copyright elTurf.com. Todos los derechos reservados. WWW.ELTURF.COM